Acción Catequética

Tiene por objeto acompañar al creyente de una fe inicial, a una confesión de fe personal y adulta, que implica una fe plenamente acogida, fielmente vivida y públicamente expresada.

La acción catequética tiene un comienzo y un fin.  La meta de la catequesis es propiciar la vinculación de los catequizandos a Cristo, vivida en comunión eclesial y para servicio del mundo. Esta vinculación queda expresada en lenguaje eclesial, en la confesión de la fe trinitaria, elemento esencial­mente bautismal, con la que termina el proceso catequético.

Para llevar a cabo esta acción existen unos procesos de formación bien estructurados a todos los niveles: niños, jóvenes, adultos y Vida Ascendente…

La Unidad Pastoral quiere ofrecer al Bautizado una formación sistemática e integral del mensaje cristiano, para lograr que llegue a la maduración de la fé. 

Al tratarse de dos parroquias con distinta identidad, para ver el desarrollo de esta acción, acceda al menu de la parroquia correspondiente.